Últimas Noticias

Estudio demostró que el corazón de los caimanes es más resistentes contra arritmias

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford y publicado en la revista  Integrative Organismal Biology estudió cómo funciona el corazón de los caimanes, debido a que estos grandes reptiles tienen una capacidad única para cuidar dicho órgano.

La investigación propuso comparar a los animales de sangre fría y sangre caliente y ver cómo sus corazones reaccionan a las arritmias, por lo que se comparó a un conejo con un caimán.

Si bien estos animales pueden verse muy diferentes, ambos comparten la cualidad de que su órgano vital consta de cuatro cámaras de tres centímetros cada una, lo que es algo que se repite en muchísimos mamíferos.

En esta ocasión los expertos buscaron estudiar la arritmia por fibrilación, que corresponde a la falla orgánica producida por los cambios extremos de temperatura. El corazón debería funcionar de forma estable en un estado natural, así puede enviar una onda eléctrica que permite la contracción del músculo.

Una vez comenzó la evaluación se descubrió que los conejos - al igual que muchos mamíferos - necesitan mantener su corazón a 38° Celsius, por lo que  sus ondas se redujeron a la mitad frente al cambio extremo de temperatura. No obstante, con el caimán es distinto, debido a que su frecuencia cardíaca sólo varió en un 10% en su peak.

Lo que ocurre es que los científicos lograron comprobar que estos reptiles tienen una capacidad única de adaptar su temperatura corporal -y en específico la de su corazón- entre 10° a 37° grados Celsius. De esta forma pueden enfrentar los cambios extremos de temperatura y mantener el correcto funcionamiento de su organismo.

Esta habilidad única de los caimanes da cuenta de como el corazón de algunas especies de sangre fría pueden sobrevivir en diversos ecosistemas. No obstante, este beneficio no lo hace más resistente a todo, debido a que al comparar el aumento de frecuencia cardíaca frente a una actividad estos podrían sufrir una arritmia. Por lo tanto, no pueden realizar mayores usos de energías que los que su cuerpo les permite.

En resumen y  pese a sus similitudes, ambos corazones funcionan de formas muy distintas, debido a que el de los mamíferos permite el exceso de uso energético (que permite adoptar una mayor frecuencia cardíaca), mientras que el de los caimanes permite una mayor oscilación térmica de este.

No hay comentarios